Feed de
Posts
Comentarios

Maldad o Locura

Como ya hemos discutido en artículos anteriores, en algunas ocasiones es muy difícil demarcar un límite claro entre la locura y la maldad. Esto se debe a que ese límite, no es precisamente claro en la vida real, sino más bien “borroso”.

Jueces, abogados, psiquiátras y otros terapeutas, consejeros y profesionales de la salud mental y del campo legal, suelen sostener que si una persona es razonablemente consciente de sus acciones, por lo que refiere a su actividad cotidiana, y puede discernir entre el bien y el mal, entonces no se la considera una persona mentalmente enferma, sino una persona con problemas de carácter moral y es perfectamente imputable.

Por el contrario, una persona que causa daño, pero no es capaz de controlar sus acciones en la vida diaria ni tiene claro la diferencia entre lo que es bueno y lo que es malo, es una persona que presenta trastornos psicológicos o problemas físicos, incluso (de tipo neurológico, por ejemplo) y, por ende, no puede ser sentenciada a prisión, sino que debe ser remitida a un hospital de salud mental.

Pero, el mayor problema es el que enfrentan tanto abogados, jueces, psiquiatras y psicólogos, como cualquiera de nosotros, al relacionarnos con un psicópata.

El término psicópata se usó ampliamente para referirse, erróneamente, sólo a asesinos seriales. En realidad, el psicópata es una persona que sufre un trastorno de personalidad, pero no padece insania al punto de no ser consciente de sus acciones dañinas.

La Asociación Psiquiátrica Americana define la personalidad psicopática como “una persona cuya conducta es predominantemente amoral y antisocial, que se caracteriza por sus acciones impulsivas e irresponsables, encaminadas a satisfacer sus intereses inmediatos y narcisistas, sin importar las consecuencias sociales, sin demostrar culpa, y en algunos casos sin mostrar ansiedad”.

Para comprender esto mejor, podemos decir que el psicópata tiene “algo de loco” y “algo de malo”, si bien no es una persona psicológicamente sana, también tiene componentes de perversión y agresión muy marcados. El grado de consciencia de los psicópatas, respecto de sus acciones, varía de una personalidad psicopática a otra. Es común que los psicópatas estén convencidos de sus propias mentiras y de su propio código moral (inmoral o amoral). No es raro descubrir, al hablar con un psicópata, que éste crea -sinceramente- que una agresión directa, como un comentario hiriente o punzante, sea algo gracioso o sea sólo un chiste.

El psicópata se caracteriza por tener la imperiosa necesidad de satisfacer sus propias necesidades, dejando de lado las necesidades de los demás, ya sean de sus padres, su pareja, sus hijos, sus hermanos, compañeros de trabajo, etc. Para el psicópata, “el fin justifica los medios” y no dudará en inventarse un mundo irreal, fantasioso y plagado de mentiras en el cuál pueda vivir según sus propias reglas y código moral.

La parte perversa del psicópata (la maldad) se canaliza y expresa a través de la agesión hacia otras personas, la falta de amor, compasión, empatía y cualquier otro sentimiento humanitario hacia las personas más cercanas (su propia familia, su pareja, sus hijos, etc.) y la necesidad imperiosa de causar un daño importante y dejar su marca para que todos conozcan al autor de dicho daño material. Normalmente, se jacta de dejar bien claro su nombre y apellido para que nadie dude de su capacidad de amedrentar y lastimar a los demás.

El lado insano del psicópata (la locura) queda expuesto, precisamente, por la falta de control total sobre sus impulsos. El psicópata no mide las consecuencias de sus acciones. Cree que el daño que causa es simplemente un “arrebato”, un “ataque de ira” y que todos deben perdonar sus acciones porque estaba enfadado o enfadada.

La diferencia entre un psicópata y una persona completamete insana, mentalmente, (loco), es que el loco difícilmente pueda funcionar en su vida diaria. Por lo general, la persona que está completamente loca no funciona correctamente casi nunca. El psicópata sí. Fuera de sus ataques, muchas veces dirigidos, intencionales y planeados, funciona normalmente en otros ámbitos de su vida. O al menos en apariencia.

Por ejemplo, una persona completamente insana, no puede ir de compras al supermercado, no puede conducir un automóvil, ocuparse de las tareas del hogar, estudiar, trabajar, ir a jugar a las cartas con amigos, o al casino, o cualquier otra actividad que requiera un mínimo de organización mental.  El psicópata, sí.

EL psicópata hace muchas de estas tareas con absoluta naturalidad, incluso si vive sumergido en un mundo inventado, la mayor parte del tiempo, viendo fantasmas que no existen. Para el psicópata, todo aquél que no esté de acuerdo con su opinión es “el enemigo”.

Los problemas de salud mental, en general, son muy variados y complejos, por eso es difícil, a veces, decidir si una persona debe ser internada en un hospital de salud mental y recibir tratamiento, o si debe ir a la cárcel o recibir una sentencia menor ante una demanda penal. El psicópata reúne algunas características de ambos. Pero lo que suele convertirlo en una persona imputable, ante la ley, es el hecho de que suele planificar consciente y cuidadosamente, el daño que causa.

Los seres humanos que no padecen enfermedades ni trastornos psicológicos, saben que en la mayoría de las situaciones cotidianas, tienen una opción o más. Pueden elegir hacer el bien o el mal, pueden elegir hacer lo correcto o lo incorrecto. Es decir, una persona sana sabe que robar, matar, agredir, mentir, engañar, estafar, insultar, etc. son cosas malas y saben que pueden elegir hacer el bien o hacer lo correcto.

Los psicópatas también pueden elegir, pero optan por no controlar sus impulsos agresivos y dan rienda suelta a su ira. El peligro de vivir con un psicópata no es solamente el riesgo potencial del daño que pueda causar, sino el hecho de que la gran mayoría muestra una fachada casi perfecta, de ser una persona amable, afectuosa, simpática, positiva, etc. Los psicópatas tienen muy claro de que imprescindible esconder su lado negativo a fn de no ser descubiertos. Son altamente manipuldores, suelen ser muy bien aceptados y recibidos en cualquier círculo social, son las típicas personas “encantadoras”, pero debajo de su fachada, esconden un índice de perversión y egoísmo muy importante.

Una de las maneras de detectar un psicópata es evaluar, a lo largo de cierto periodo de tiempo, qué dio el psicópata a los demás, de un modo totalmente incondicional y altruista, y cuántas veces usó y manipuló a los demás para conseguir lo que quería. Cuando un psicópata no consigue lo que quiere, la furia que desata es desmedida e irracional.

El psicópata suele ser un perfecto embustero, suele engañar a la gente durante años, pero cualquier persona que puede leer a este tipo de personas entre líneas, puede detectar sus síntomas y señales de alerta, tempranamente. Otra de  las características típicas de los psicópatas, que ayudan a desenmascararlos, es su falta de aceptación de toda responsabilidad por lo que hacen o dicen. Normalmente, suelen negar haber dicho o hecho algo, incluso cuando hay evidencias de sobra de que así lo hicieron. Esto es clave para detectar a un psicópata, por un lado suelen dejar su firma, tras una agresión o un agravio, para luego desmentirlo.

Recuerde… “Cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía”. No dude en dudar un poco de aquellas personas que parecen casi perfectas. A veces, detrás de una sonrisa inmaculada, puede esconderse el más perfecto psicópata.

9 Respuestas en “Maldad o Locura”

  1. martinez silvia says:

    fui por años victima de un psicopata, me uso me manejo me fundio y yo encima tube 4 hijos, que hoy me cuklpan por haber elegido un tipo asi de marido. Ellos salieron al padre creo que tambien son unos spicopatas

    • AEEA says:

      Hola Silvia,

      Las víctimas de los psicópatas suelen ser culpadas injustamente por todo. Lo cierto es que las víctimas no tienen la culpa de que una persona sea psicópata. Esa persona siempre será así, a menos que haga terapia y pueda cambiar (no todos los psicópatas logran cambiar a pesar de hacer un tratamiento), pero se es abusador o psicópata indepedientemente de existan personas que hayan hecho una mala elección, engañadas bajo sus artimañas.

      Con respecto a tus hijos, puedes sugerirles que hagan terapia o bien, llevarlos a terapia, según la edad que tengan.

      No obstante, no caigas en la desesperación y no escuches a quienes te culpen, busca apoyo psicológico y busca más información sobre este tema que te pueda ayudar a ganar claridad para encontrar la manera de no seguir siendo víctima de personas así.

  2. Aqquarela5 says:

    Antes de ser descubierto en sus adicciones – a las drogas, alcoholismo, asiduo a la pornografía, sexo de alquiler, antidepresivos, y gastador compulsivo – no se le podían tocar los temas que le comprometían, porque entraba en ira, cambiaba el tema, y salía dando un portazo tras de sí previo latigazo psicológico, como: “Si ya no nos llevamos bien, ¡que esperas?, divorciémonos de una vez”. Sabiendo que yo iba a caer desesperada en llanto. Sabe bien que soy co-dependiente y conoce todos mis puntos débiles. Ahora que ha sido desenmascarado, tampoco se pueden tocar los puntos, por que ahora “está en recuperación, son dolorosos para él, ya ha reconocido que es una persona enferma que tiene problemas, y debe cambiar por su propio bien”. Sin embargo, todavía se cree con derecho a tomarse sus lujos de mostrarse iracundo y otorgarse rabietillas que no puede controlar porque “todavía debe luchar contra sus defectos de carácter, y hay que tenerle un poco de paciencia, es todo lo que pide”. Tiene 51 años, la gran pregunta es: ¿Cambiará una persona que ha actuado de ese forma toda su vida?

    • AEEA says:

      Hola Acuarela,

      La cuestión de cambiar es sumamente relativa. Hay personas que cambian solas, hay personas que cambian con una terapia, hay personas que cambian ante un acontencimiento muy movilizador en sus vidas (pérdida de empleo, muerte de un hijo, hermano, etc.) y hay personas que, incluso haciendo la mejor terapia que puedan hacer, no cambian.

      Los que cambian son quienes se dan cuenta que tienen un problema, lo asumen como tal y se compromenten con cambiar -por un lado- y -por otro lado- pueden hacerlo, es decir, no sólo admiten que tienen un problema y hacen algo al respecto, sino que tienen la capacidad para cambiar.

      A veces, hay personas que admiten que tienen un problema, pero no hacen nada por cambiar, y otras veces, quienes admiten tener un problema, buscan y consiguen ayuda, pero no tienen la capacidad (psicológica o intelectual) para cambiar.

      En general, cuando una persona tiene más de un problema, como lo que describiste aquí, necesita distintos tipos de terapia, por ejemplo: puede necesitar ir a un grupo de ayuda para dejar el juego, pero también deberá hacer un tratamiento para curar su neurosis obsesivo-compulsiva, y seguramente también una terapia de pareja para poder abordar la problemática de la relación entre ustedes.

      Algunas personas también necesitan medicación (por los efectos colaterales de los síndromes de abstinencia, en el caso del alcohol, las drogas, etc.) y también quizás, medicación para atemperar el carácter y calmar la ansiedad. En estos casos, la ayuda deben buscarla con un médico psiquiatra porque una terapia sola no bastará.

  3. Aqquarela5 says:

    28 años de matrimonio y descubro que mi esposo es drogadicto desde los 16 años. Gastador compulsivo, alcoholico, mentiroso, cruel y ladrón. Desapareció ahorros, y siempre andaba endeudado silenciosamente, escondiendo voucher, reportes de tarjetas, imitando mi firma, etc, etc. Cuando se le pesca una mentira y hay evidencias, simplemente dice: “Ah, yo dije eso?. Este, no recuerdo. Estás segura?. Es que debo tener lagunas, o estoy enfermo, o tengo varias personalidades. No sé que decirte. ” Incluso si en primera instancia dijo si recordar.

  4. [...] This post was mentioned on Twitter by Sinhue Enriquez, Lucía Quiroga. Lucía Quiroga said: "A veces, detrás de una sonrisa inmaculada, puede esconderse el más perfecto psicópata…" http://goo.gl/mpOI [...]

  5. Para una mayor profundización acerca del psicópata ver mis envistigaciones en http://www.marietan.com

over here good cheap resume writing services at all times with regard to higher education students . yahoo quick personal loans . NY criminal lawyer . simplisafe security . monitronics