Feed de
Posts
Comentarios

Perdonar o No perdonar

puzzle

Perdonar o no perdonar, ésa es la cuestión.

A decir verdad, el perdón es más significativo para quien perdona que para quien es perdonado. Cuando perdonamos, nos estamos sacando un peso de encima, ya no tenemos que vivir atados a un hecho o un incidente del pasado. El perdón nos sirve a nosotros mismos para ser mejores personas, para dejar ir aquello que nos hacía ruido raro en la mente y en el corazón.

Podemos perdonar, independientemente de que la persona a la que perdonamos cambie su actitud o no.  Podemos perdonar en silencio o podemos perdonar públicamente. Lo que en realidad importa es perdonar desde lo más profundo de nuestro ser, es decir, cuando perdonamos sin guardar resentimiento alguno porque comprendemos que si otra persona nos ha causado daño, quizás sea porque no sabe cómo actuar de una manera diferente.

Pero perdonar no significa olvidar y sobre este tema se ha debatido mucho a lo largo de la historia de la humanidad. Podemos perdonar para liberarnos a nosotros mismos de una carga que no nos aporta nada a nuestras vidas; o podemos perdonar y olvidar, hacer borrón y cuenta nueva, pero son dos cosas diferentes.

Pero, a veces, es necesario perdonar sin olvidar que esa persona que perdonamos, quizás no vaya a cambiar su manera de actuar o de pensar. Por esta razón, no podemos decir que perdonar y olvidar sean sinónimos. No tienen el mismo valor. Tanto perdonar una ofensa como olvidar lo sucedido, son elecciones personales. Nadie nos obliga a perdonar a los demás, ni a olvidar un incidente negativo.  Así, podemos decidir perdonar de corazón, incluso si decidimos no hacer público nuestro perdón, pero también podemos decidir no olvidar lo ocurrido para que evitar que vuelva a ocurrir otra vez.

Si alguien nos ofende o nos causa una daño por error, podemos perdonar y olvidar, pero siempre que estemos atentos a cómo se comporta esa persona en el futuro. A veces, las personas se arrepienten. Todos cometemos errores, somos humanos y es normal cometer errores. A veces, las personas intentan cambiar y no lo logran, no porque sean malas personas sino porque realmente no pueden cambiar y eso es algo que va mucho más allá de lo que nosotros podemos controlar.

Si una persona nos ofende o nos daña, podemos elegir perdonarla porque comprendemos que quizás esté pasando por un mal momento o quizás no tenga las habilidades necesarias para madurar y dejar de ofender o dañar a otros, pero también podemos elegir no olvidar lo sucedido.  Es muy probable que suene egoísta, pero los derechos de los demás terminan cuando comienzan los nuestros y viceversa. Podemos perdonar, pero no tenemos obligación de continuar sometiéndonos a incidentes negativos de por vida.

Cuando una persona perdona y decide “olvidar lo ocurrido”, pero luego vemos que nada cambia, estamos en presencia del conocido ciclo de abuso emocional.  Éste tiene tres fases o etapas, claramente definidas: 1) La primera fase es cuando se van acumulando tensiones y se dan avisos previos (“Por favor, deja de hacer eso”), 2) la segunda fase es cuando se produce la ofensa o el incidente, propiamente dicho; y 3) la tercera fase es la llamada “luna de miel” porque es cuando la persona que ha sido víctima de una ofensa perdona a quien le ofende, el incidente se olvida bajo la promesa de que no volverá a ocurrir, solamente para volver a la fase 1, otra vez.

Linda Lord explicó que el perdón, al igual que la meditación o la oración, es una actividad personal. Usted será la única persona que sabrá cuándo ha perdonado a otra persona. A menos que esa persona pida ser perdonada, guárdese el perdón para usted mismo. Es su proceso, su camino para curar las heridas emocionales y su liberación del resentimiento. Una experiencia personal tan intensa como ésta, sólo deber ser experimentada por usted. Curar sus heridas emocionales es su proceso.”

3 Respuestas en “Perdonar o No perdonar”

  1. jack zurita says:

    1.-Cual es el proceso para curar las heridas emocionales cuando ha sido una victima de abuso emocional?
    2.-Si hablamos del ciclo del abuso, quiere decir que no hay cura para el abusador?

    • AEEA says:

      Hola Jack,

      1- El proceso de sanación lleva tiempo, como todo proceso de cambio, y se realiza a través de distintos tipos de métodos o técnicas terapéuticas. El tiempo y la técnica dependen de cada persona, no todas las personas son iguales. A algunos les lleva más tiempo y a otros menos. El tipo de técnica o método también es diferente en cada caso. No todas las personas se sienten a gusto con un tipo de método o técnica determinados. Por ejemplo, se pueden curar las heridas emocionales con algunos de estos métodos, entre muchos otros: leer e informarse sobre el tema, hacer cursos de crecimiento y desarrollo personal, hacer terapia (aquí hay también distintos tipos de terapias: psicoterapias, gestalt, análisis transaccional, psicoanálisis, programación neurolingüística, etc.), coaching, counselling, asistir a grupos de auto ayuda, buscar un apoyo terapéutico, hacer un aprendizaje personalizado a través de la autoterapia emocional o la escucha terapéutica, etc. Al igual que todo proceso de curación, lleva un tiempo. Esto es porque hay que modificar las conductas que no nos sirven más y comenzar a aprender a pensar de otra manera, de una manera más positiva, deshaciéndonos de lo viejo y negativo que ya no nos sirve (incluyendo los recuerdos negativos).
      Hay un artículo del Dr. Carver que ha ayudado a algunas personas. Puede leerlo aquí: http://abusoemocional.ning.com/group/drcarverandcounsellingresources/forum/topics/control-de-la-memoria
      2- El ciclo del abuso emocional no es indestructible ni es eterno, tampoco tiene nada que ver con que un abusador pueda cambiar o no pueda cambiar. Los ciclos de abuso emocional sólo explican cómo suceden los hechos e incidentes de abuso que se repiten a lo largo de un determinado periodo de tiempo. Los ciclos se pueden romper, se puede crecer y madurar y tomar la decisión de no participar más en esos juegos de manipulación mental. Y por otro lado, los abusadores pueden cambiar o pueden no cambiar. Eso ya dependerá de la patología (enfermedad) del abusador. Las personas, incluso cuando están sanas y no sufren de ninguna enfermedad o trastorno psicológico, pueden cambiar o no. Es una decisión personal, que además, está íntimamente relacionada con las habilidades personales y la capacidad de cambio de cada persona. También, hay personas que tienen ciertas limitaciones y sólo pueden cambiar un poco. Pero los cambios que pueda hacer un abusador no tienen que ver con el ciclo de abuso emocional. En otras palabras, el hecho de que un ciclo parezca interminable no significa que un abusador (o una víctima) no puedan cambiar.

  2. JUAN S.V. says:

    Efectivamente, perdonar es alcanzar un estado emocional de sanación que le permite a uno estar bien consigo mismo. Es alcanzar un grado de crecimiento espiritual y emocional que le libera a uno de un peso o carga negativa. Dos vertientes o beneficios se alcanzan con la actitud de perdonar: hacer sentir a la persona o personas perdonadas como con ello sentir la liberación de cargas negativas emocionales que estan bloqueando una sensación de bienestar. Juan

Link . beachbody 21 day fix . SEO Dubai . view post . freight shipping