Feed de
Posts
Comentarios

Dependencia Económica

ejecutiva1
Dependencia Económica

Quizás éste sea uno de los problemas más comunes que enfrentan las víctimas de abuso emocional. Hay muchos hombres y mujeres que dependen económicamente de su pareja y por esa razón piensan que deben soportar humillaciones y maltrato psicológico.

Según las capacidades de cada persona y la situación económica de su condición social o del país en que viva, algunas personas tienen mejores posibilidades que otras de independizarse económicamente y dejar de depender de su pareja (o de sus padres, u otras personas) para poder vivir “sin deberle nada a nadie”.

El problema de la dependencia económica es un problema complejo porque hay muchos factores que entran en juego. No sólo se trata de las capacidades citadas anteriormente y la situación de un país o región, sino también de pautas culturales, y de la predisposición de las personas dependientes a llevar una vida independiente, por lo que se refiere a su economía personal.

Hay varios casos diferentes. Por ejemplo, un hombre de determinada edad, que ha perdido su empleo y no cuenta con las destrezas o herramientas actuales que le permitan conseguir un nuevo empleo. O bien, un hombre que no logra conseguir empleo porque acaba de salir de la cárcel por un delito menor y nadie quiere contratarlo. Un hombre o una mujer “sobre calificado” que no consigue empleo debido a que está excesivamente capacitado para realizar tareas menores (razón por la cuál no desean contratarlo) y no consigue un trabajo acorde a su perfil. Una mujer que toda su vida fue ama de casa y no tiene experiencia laboral. Una mujer que no desea salir a trabajar porque eso implicaría bajar el nivel de su estilo de vida. Y otros ejemplos similares.

Muchas veces, hay personas que comprenden que sería mejor para ellas si pudieran conseguir un trabajo, en lugar de “mendigar” o depender económicamente de otras personas, pero simplemente no están en condiciones de conseguir empleo (falta de capacitación, por ejemplo), o bien, no desean conseguir empleo y trabajar para pagar sus propios gastos. Hay personas que prefieren continuar dependiendo económicamente de alguien que les trata mal, o a quién no aman, con tal de no salir a trabajar.

Por esta razón, es muy importante diferenciar las “excusas” de las “justificaciones”. Las personas que -en el fondo- no desean trabajar y prefieren pagar el alto precio del abuso emocional con tal de seguir dependiendo económicamente de otras, siempre tienen “excusas” casi perfectas.

Por el contrario, muchas personas comprenden que su salud emocional depende en cierta medida de que logren su independencia económica y hacen todo lo posible por conseguir empleo. No obstante, no siempre lo consiguen porque hay ciertos factores que se los impiden. En estos casos decimos que están “justificadas”. Incluso hay ciertas culturas en las que no se les permite a las mujeres estudiar o trabajar, por ejemplo (son casos extremos, pero reales).

El impacto de la dependencia económica en el caso de los hombres que dependen de sus parejas es mucho más pronunciado y complejo. Culturalmente, siempre se supuso que el hombre debía traer el pan al hogar. Cuando un hombre no puede conseguir empleo, puede caer en una profunda depresión. Este problema cultural también es el causante de que muchas mujeres prefieran quedarse en el hogar y ser amas de casa, antes que tener que salir a trabajar.

Cuando estamos involucrados en una relación de pareja económicamente desigual, es importante ser honestos con nosotros mismos y admitir si realmente no deseamos trabajar o si no logramos conseguir empleo o emprender un negocio que nos permita independizarnos económicamente.

La dependencia económica, al igual que otras dependencias, tiene un costo. Ese precio suele ser el abuso emocional.

6 Respuestas en “Dependencia Económica”

  1. triste says:

    Mi situación es la siguiente. Tengo 26 años, soy mujer y vivo en España. A los 19 años me fui de mi casa por malos tratos fisicos y psicológicos que venian de muchos años, desde pequeña, por parte de mis padres, y tb porque me echaban de casa cuando les parecia y yo estaba semanas y meses en casa de los padres de amigos. He ido subsistiendo con trabajos basura, ya que no tengo titulación universitaria, y los trabajos me han durado siempre muy poco, ya que tengo trastorno limite de personalidad y muchas depresiones y adicciones. Hace un año que me quedé sin trabajo y se me acabó el subsidio del paro, y conocí a mi actual pareja, que me ofreció ayuda económica inmediatamente. Intenté conseguir empleo durante unos meses, mientras él me presionaba mes a mes para seguir con él e irme a vivir con él a su ciudad, si queria que siguiera ayudandome(esto no me lo decia directamente, pero cada vez que yo me negaba a irme tan pronto a vivir con él, o no le cogia el teléfono a la primera, se ponia furioso y me mandaba a la ——. También llamaba a mis amigas para controlarme y saber dónde estaba yo en cada momento, y así fuí perdiendo mis amistades. Al final me ví tan incapaz de salir adelante sola( el tema del trabajo está imposible), que me fui con él. Ahora vivo hace unos meses con él y tengo que aguantar muchas cosas, no tengo ningún tipo de conocidos o amistades que no sean sus amigos o su familia, con lo cual estoy condicionada, me ha pegado en una ocasión, ha llamado a las dos únicas amigas que me quedaban para decirles que dejen de llamarme…y un largo étc. La culpa siempre es mia porque soy inestable emocionalmente y no tengo fuerzas para salir de la cama ya, he intentado suicidarme dos veces y la única persona que vino a verme al hospital y me llevó de nuevo a casa fue él. He hablado en secreto con mis dos amigas de mi ciudad, y no encontramos solución para escapar de esto, aunque ellas opinan que antes en la calle que con este hombre. Yo sólo sé que él me da de comer, tengo techo, y me cuida, y yo no tengo a nadie más en el mundo que puda hacer esto por mi. Sigo pensando cada dia en suicidarme, pero despues del último intento lo pasé muy mal porque me hicieron un lavado de estómago y fue muy molesto, tb me hice un esguince en la rodilla..voy a una psicóloga de pago pero me la paga él y además acude conmigo a consulta y tiene la desfachatez de mentir acerca de lo que pasa y aprovecharse de que tengo problemas emocionales para quitarle importancia a mis versiones, sinceramente, a veces pienso que él es frio, mentiroso y manipulador, y yo soy débil y tengo depresión, y por eso él se sale siempre con la suya. Estoy desesperada no sé que hacer, por favor diganme algo…Gracias

    • AEEA says:

      Ante todo sería conveniente que buscaras ayuda profesional, algún servicio de apoyo psicológico gratuito o de bajo costo en tu comunidad, y también sería importante que hicieras la denuncia a la policía, ya que ellos suelen tener direcciones útiles de agencias que brindan protección a las mujeres golpeadas.

  2. sergio says:

    gracias por la informacion, y es dificil darse cuenta del juego en que se cae con la familia. Mi problema es el siguiente; me ha costado demasiado conseguir un buen empleo (de hecho no lo tengo, ahora), actualmente estudio una carrera universitaria y vivo solo, es decir saco mis gastos mes con mes, paro lograr esto trabajo en un pequeño negocio familiar (y de una beca) y siento que debido a esto dependo economicamamente de mi familia. aveces me siento mal porque a mis 28 años quisiera tener una casa o estar pagandola y un carro, en fin satisfactores. muchas veces he buscado empleo formal, pero debido a mi falta de experiencia no lo he conseguido y en los que puedo conseguir ganaria menos de lo que gano en el negocio familiar. aveces siento que no puedo salir de este circulo. me gustaria que me orientara, muchas gracias por su atencion.

    • AEEA says:

      Hola Sergio,

      En tu caso particular, se trata de una situación transitoria hasta que puedas terminar tus estudios. Mientras continúas dependiendo de tu familia, puedes también buscar algún grupo de apoyo terapéutico en tu comunidad para poder canalizar este problema. Sería muy bueno para tu salud emocional que pudieras contar con un grupo de gente (aunque se trate de un grupo pequeño) dónde pudieras hablar del tema y ser escuchado. Te hará sentir mejor y te ayudará a pasar esta situación hasta que las cosas mejoren (hasta que te recibas y consigas independizarte mejor).

      A veces conseguimos alcanzar nuestras metas a temprana edad y otras veces a una edad un poco más avanzada. Piensa que también hay mucha gente que quizás nunca tenga casa propia o la oportunidad de estudiar que tú tienes hoy. Yo te aconsejaría que le sigas dando prioridad a tus estudios y que – al mismo tiempo – aproveches para unirte a algún grupo que te pueda ayudar y brindar apoyo moral.

  3. Diana says:

    Muchas gracias por la información que nos han obsequiado, es cierto que muchas veces el estar aparentemente comodos nos hace indiferentes a nuestra verdadera razón o situación, lo cierto es que enfocndonos a nuestras verdaderas necesidades y experiencias, viendolas con verdadero optimismo podemos lograr tener un empleo; no se si eres ama de casa quizas tu habilidad se guisar muy rico y así ofrecer en algunas oficnas llevarles alimentos, o si lo tuyo son los niños, ofrecer el servicio para cuidar a los peques cuando papi y mami no estan, o el vender postres, en fín las respuestas son muchas, solo hay que abrir nuestro vedadero ser y hai esta, saldremos adelante

    • AEEA says:

      Exactamente, Diana. No siempre podemos salir a trabajar fuera de casa (tanto mujeres como hombres). A veces, como bien dices, podemos trabajar desde casa. Hay que salir a buscar las oportunidades y pensar creativamente para poder salir adelante. Muchas gracias por tu comentario.